Sobre relatos, cuentos e historias

Espacio dedicado a los textos que le han ayudado a la autora a hacer más leve el tiempo de la vida, el cual suele ser muy largo. Esperando que algún incauto perdido de la red llegue a estas líneas y alimente su ocio,y si hay suerte, quizá hasta le comuniquen algo

Mi foto
Nombre: Arenita
Ubicación: México, D.F., Mexico

Maestra en Artes Visuales con orientación en Diseño y Comunicación Visual y Lic. en Diseño y Comunicación Visual, por la ENAP/UNAM. Diseñadora gráfica que desde hace años trabaja usando sólo Software Libre en su trabajo profesional. Labora en el sector cultural, social y educativo.

jueves, noviembre 02, 2006

ANSIEDAD


escenario
Originally uploaded by Idem as Arenita.












I

Estos sueños otra vez, el dolor, el sufrimiento, la angustia que no me dejan abrir los ojos, es tan real, todo parece tan cierto... extraño placer, la idea de tener sangre en mis manos, su color, el calor, todo es perfecto, siempre he querido hacerlo, matar, matar a algo o a alguien. Pero sigue la angustia, la angustia de no saber que hacer después, el placer desaparece y el dolor comienza, pero esa sensación, toda esa energía depositada en el poder de un cuchillo, en las puñaladas por la espalda, en el suave entrar de la hoja afilada, el crujir de las entrañas, el grito de dolor, entra una y otra vez, quizá perforé los pulmones, o un riñón, o talvez lo hice tan fuerte que llegué al corazón, no lo se, no podré saberlo, por que esta muerto.

Lo hago una y otra vez, en mis sueños, uno tras otro en el largo transcurso de la noche, como si fuese libre, libre de saciar mi dolor, de apagar mi desesperación, mis energías se concentran en el placer de matar.

No puedo despertar, y quiero hacerlo, no puedo abrir los ojos, ya no quiero, me asusta querer tener el cuchillo en mis manos, querer que sea real, no quiero sentir, no quiero ver, no quiero oír, no quiero soñar... no quiero que acabe nunca.

II

Abro los ojos, por fin logro escapar, ahora todo se ve tan distinto, la luz que alumbra mi cuarto, todo en tonos pastel, todo esta claro, todo es normal, todo es igual

Y ahí esta él, como todas las mañanas, esta a punto de despertarse, lo sé, he seguido su ritual, ahora abrirá los ojos lentamente y los cubrirá con su mano, los rayos del sol cubren su cara, la acarician, le besan la frente, frotan sus mejillas, le tocan los labios tal y como yo lo haría.

Se deshace de las sábanas y se sienta en la orilla de la cama, su torso esta desnudo, el juego de luz y sombra dibujan figuras en su piel mientras él frota sus ojos y toca su cabello, se ve tan hermoso, trato de memorizar cada movimiento, cada gesto, es tan gracioso, como se estira, como bosteza, como se incorpora.

Se levanta de la cama y lo pierdo de vista, talvez va al baño, claro, va a bañarse, me lo he imaginado tantas veces, el agua tibia sobre sus párpados, sobre su nariz, sobre sus labios, acariciando cada espacio de su cuerpo, y el jabón haciendo más suave su piel. Imagino como lo hace, como frota su pecho, su abdomen, sus muslos, su sexo...

III

Pero hay algo nuevo, esto no había pasado antes, algo se mueve bajo sus sábanas, no, no puede ser cierto, una pierna bien torneada color arena escapa del enredo de la cama y un hermoso y espeso cabello negro se ve sobre la almohada, claro, una hermosa mujer ocupa ese lugar, junto a él, en su lecho.

El calor del cuarto hace que se escape de las sábanas blancas dejando ver su perfecta desnudes, su espalda, su cintura esbelta, sus caderas.

Pero ¿por qué?, ¿por qué se acerca a ella a despertarla?, ¿por qué la besa con tanta ternura?, ¿por qué quita el cabello de su cara?. ¿Qué no se ha dado cuenta que estoy aquí, que siempre he estado aquí, que nadie como yo conoce cada gesto, cada ángulo de su cuerpo, cada sonrisa, que no sabe todo lo que ocupa de mi?, ¿qué no ha sentido mis caricias en cada roce del viento, no siente mi aliento en cada sorbo de aire que respira?, ¿por qué no sabe, que no se lo imagina?,¿no imagina que lo sigo a cada instante, que mis deseos se van en cada paso que da, en el aroma que impregna en el aire que lo rodea?, ¿qué no me ha visto?, ¿no sabe que estoy aquí, no sabe cuanto lo quiero?

IV

Hay sangre en mi mano, lo sé por el calor que siento, tengo vidrios incrustados en la mano como el dolor, como el coraje que llevo dentro.

Va a salir, lo sé, eso nunca cambia, su traje, corbata y portafolio le dan una nueva piel.

Se despide de ella con un beso en la boca, es lo último que puedo soportar, voy a seguirlo, si, voy a seguirlo, conozco el camino, cuando yo baje el ya estará en la calle.

Lo sigo, no puedo pensar, solo veo su cuerpo a unos pasos delante de mi, lleva prisa, no puedo alcanzarlo, no quiero alcanzarlo, una extraña energía me mueve y la fuerza se concentra en mi puño que sostiene algo, no sé que es, no se como llegó ahí, solo veo su nuca, su hermosa nuca, quisiera posar mis labios en ella pero es el cuchillo el que lo hace, entonces me doy cuenta que lo he alcanzado, siento como la daga penetra su piel, su músculo, creo que llegué hasta la garganta, ahora en la espalda, arriba y abajo, a los lados, asegurándome de no dejar espacio en donde alguna vez quisieron estar mis manos.

Por fin siento la fuerza del sueño en la realidad, ahora solo quisiera despertar, pero no puedo... no quiero.



1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

estas bien pendeja

11:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Este blog y todos sus textos se publican bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.